Eva María Vega Richarte

Eva María Vega Richarte nació el 6 de mayo de 1IMG_2964966 en Écija, estudió 3 años en el colegio Nuestra Señora de Lourdes y después pasó al colegio María Auxiliadora. Tras finalizar sus estudios en dicho centro cursó 1º y 2º de Bachillerato Unificado Polivalente (BUP) en el IES San Fulgencio, pero debido a motivos familiares no pudo continuar sus estudios en el centro, por lo que se dedicó a la costura de decoración.
Durante 5 años estuvo alternando la costura con las tareas domésticas familiares, hasta que en 1988 comenzó a trabajar en la fábrica de confección Pata Pata durante 6 meses. Al año de finalizar en la empresa de confección, exactamente el 13 de octubre de 1989, recibió la oferta de empleo de la Junta de Andalucía y desde ese año forma parte de la plantilla de trabajadores del IES San Fulgencio.

En cuanto a su trabajo en el servicio de limpieza en el IES San Fulgencio ¿Qué aspectos positivos y negativos destacaría de su labor?

Empezando por un aspecto positivo diría por encima de todo la independencia, aun teniendo un jefe no tenemos nadie detrás marcándonos las pautas de nuestro trabajo diario. Cada trabajadora sabe cuál es su zona y tú misma eres tu propia jefa, eres responsable de tu zona de cómo quieres presentarla y entregarla, tú eres la que coordinas tu trabajo. Y lo cierto es que yo eso lo valoro muchísimo por encima de todo. En cuanto negativo, el servicio de la limpieza es un trabajo físico que va deteriorando el cuerpo, provocando muchas dolencias física. En la mayoría de ocasiones estas dolencias son origen del trabajo, que te lleva a padecer enfermedades como las epicondilitis en los codos, es decir tendinitis en la zona de los codos por el movimiento repetido continuado. Pero aun así, yo no lo cambiaría por nada, mientras pueda seguiré, valoro mucho la independencia en mi trabajo.

Desde 1989 hasta 2015 ha vivido muchos momentos dentro del centro, pero si hacemos una lista exhaustiva ¿Qué momento destacaría de sus 25 años de trabajadora?

Sería imposible decantarme por uno solo, pero el más especial para mí lo viví como madre y fueron las graduaciones de mis dos hijos, fue un momento que jamás olvidaré. En cuanto anécdotas como trabajadora recuerdo algunas que me hacen sonreír siempre que las recuerdo, una de ellas fue hace un par de años cuando todo el personal de limpieza tuvo que asistir a un curso de formación, era un curso programados para unos días inamovibles y era esencial para el personal de limpieza realizarlo. El director nos animó a realizarlo sin ningún problema y fue entonces cuando se notó todo el trabajo que realizamos diariamente. Fue la primera vez en 25 años que el centro no se limpiaba y al día siguiente los estudiantes no caían en su asombro, no recordaban que toda la basura que había en el patio era de ellos del día anterior. Con esto se dieron cuenta lo necesarias que somos en el centro
También recuerdo un encuentro que tuve en una ocasión con una antigua alumna del centro, no nos conocíamos en profundidad, pero tras muchos años me saludó de manera muy afectiva y me presentó a su hija de 1 año. Esto significó mucho para mí, porque pude apreciar el cariño que esa alumna sentía hacia mí.

Ha podido observar muchos cambios en el centro, cambio de directores, profesores, alumnos, etc.. Pero centrándonos en su trabajo ¿Qué cambio realizaría en el centro?

Eso es utópico, ¿Yo que voy a cambiar? Pues que los niños no manchen tanto (explica entre risas), pero sobre todo que los niños vengan con otras ganas y aprovechen la oportunidad que se les brinda. Ya no es a nivel de limpieza, pero ahí también se plasma el desgano de los niños y la falta de interés, porque a veces llegas a las clases y no sabes si es una clase o un comedor escolar, eso refleja el interés que muestran en clase
Pero lo cierto es que no modificaría muchas cosas de mi trabajo, quizás por ejemplo la información, estar informadas de los acontecimientos que van a ir surgiendo a lo largo de la jornada laboral, para organizar las plantillas de distribución. De hecho, ellos ponen mucho interés pero la situación se desborda por sí sola, últimamente con la crisis las aulas están muy saturadas. También hay más demanda de espacio para impartir las clases y eso nos influye porque tenemos menos personal. Además, como en el centro existen dos turnos, el diurno y el nocturno no tenemos tiempo de limpiar tales cantidades de aula en tan poco tiempo porque a las 17:30h los alumnos quieren ocupar las aulas y nos vemos muy apuradas. Pero esto se escapa de las manos de todos, son las circunstancias.

A lo largo de sus 25 años de servicio ha podido apreciar muchos cambios, si enfocamos la vista hacia el alumnado ¿Qué diferencias ha podido apreciar entre los alumnos de 1989 a los alumnos de 2015?

A grosso modo los estudiantes siempre han sido estudiantes, los niños siempre han ensuciado las aulas, que es lo que más repercute a mi trabajo. Pero es cierto, que anteriormente se tenía mucho más respeto a la figura del profesor. No era un trato tan cercano, pero actualmente puedo apreciar que los alumnos han perdido el respeto al profesorado. Hemos pasado como al “ colegueo” con el profesor y la verdad que no creo que esta sea la relación más adecuada.

Si tuviese que elegir entre la relación maestro- alumno anterior y la actual ¿Cual consideraría más correcta?

El punto intermedio, no diría la relación que tenían profesorado y alumnado en 1989 pero tampoco me decantaría por la actual. En mi opinión creo que el punto intermedio sería el perfecto.

Diariamente observa como los alumnos asisten a clases para aspirar a un futuro ejerciendo como profesionales en los diferentes campos. Como ciudadana afectada y madre de dos hijos universitarios ¿Qué opina usted sobre el futuro que depara a los estudiantes?

El futuro está muy negro en España. Pero los estudiantes no solo encuentran problemas para poder estudiar sus carreras, también al finalizarlas, porque a la hora de demandar trabajo las empresas siempre exigen experiencia pero ¿Alguna vez tendrán que adquirirla no? En mi opinión, pienso que en España no se da oportunidades a los estudiantes y cambiaría aspectos como el abuso del estudiante en práctica. Además, creo que no deberían de mantenerse los contratos de prácticas por sueldos reducidos, porque lo que realmente están haciendo es esperar a que terminen otras promoción que estarán igual de dispuestas a hacer el trabajo por el mismo sueldo o inferior.
Por otro lado, los repartos de becas. En muchas ciudades europeas las becas son muchos más flexibles y ofrecen mejores facilidades a los estudiantes. Por ejemplo, mi hijo comenzó su máster en Glasgow el 26 de septiembre y el 6 de octubre ya le habían ingresado una parte de la beca, esto supone un gran alivio porque el estudiante comienza el curso con disposición económica. Sin embargo en España la ayuda económica no aparece hasta 4 meses empezado el curso.

¿Qué le diría usted a los políticos, ministros y grandes empresarios que están permitiendo esta situación?

Que fomenten, que amplíen las ayudas para los estudiantes tanto en estudios como en prácticas y que valoren a los estudiantes que llevan un curriculum limpio. Estamos llegando a una situación en la que los mejores expedientes de cualquier materia tienen que marcharse al extranjero para poder abrirse futuro en su especialidad, si esta situación es continuada difícilmente podrá levantar cabeza el país. Por otro lado, creo que la situación mejoraría si muchos empresarios apostaran por las nuevas generaciones, si se lanzaran a invertir tanto en investigación como en industria, creo que podrían llevarse muchas sorpresas al descubrir lo cualificadas que vienen las próximas promociones.

¿Qué consejo daría a todos los estudiantes que se encuentran en el centro?

Que aprovechen la oportunidad que se les brindan de adquirir cultura y de abrirse en el mundo. Aunque no haya salidas laborales, la persona que tiene cultura va a encontrar a un puesto de trabajo ante que una persona que no la tiene. Antiguamente había ofertas de trabajo en las que con poca preparación podías desempeñar un trabajo que te aportase económicamente un sueldo para llevar tu casa, pero esto ya se ha acabado. Por eso deben aprovechar el tiempo, estudiar y aprender.

En breves palabras ¿Cómo definiría usted la importancia que ha tenido el IES San Fulgencio en Écija?

Pues ha tenido muchísima importancia para la ciudad porque surgió en un contexto en el que muchos estudiantes o se dedicaban a trabajar en la agricultura o en las tareas domésticas y el IES San Fulgencio abrió muchas puertas a los ciudadanos. Hay personas que han llegado muy alto por empezar sus estudios de bachiller en el centro. Existen médicos, artistas, profesores, que iniciaron sus estudios en el centro y actualmente ocupan cargos muy importantes y eso es algo que hay que agradecer al instituto.

¿Qué significa para usted el IES San Fulgencio?

Muchísimo, porque me dio la oportunidad de tener un trabajo una independencia y de poder compaginar mi vida familiar con mi vida laboral, que eso es mucho. He tenido a mis hijos aquí estudiando, han aprovechado sus estudios en el centro, yo me levanto todos los días agradeciendo el trabajo que tengo y para mí lo es todo. Vengo con mucha alegría todos los días al trabajo, incluso sea el último eslabón en la cadena, pero un eslabón muy necesario. Por lo tanto, estoy muy satisfecha de mi trabajo y mientras sigamos como hasta el momento, aportando nuestro granito de arena, todo seguirá marchando muchos años más.

Eva María Vega Richarte cumple este curso académico 25 años como limpiadora en el IES San Fulgencio, por ello el centro quiere felicitarle y recordarle que su trabajo es esencial para que el instituto funcione y realice diariamente todas sus actividades. El papel de Eva junto al de sus compañeras del servicio de limpieza es fundamental en un centro educativo que recibe cientos de alumnos diariamente. Por este motivo, el IES San Fulgencio quiere reconocer su trabajo y agradecerle el esfuerzo, la constancia y motivación que personas como Eva realiza a diario en su jornada laboral, siendo un claro ejemplo de personas trabajadoras.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.