Una lección para todas las edades de la mano de D. Emilio Calatayud

El mes de noviembre está siendo un mes especial para el IES San Fulgencio, tras su pasadoIMG_2214 acto de inauguración el 6 de octubre, seguido de la emisión en directo del programa “La Cámara de los Balones” de Cadena SER , el centro nos vuelve a sorprender con la invitación de D. Emilio Calatayud, juez de menores de Granada.

Emilio Calatayud Pérez, tomó posesión de los juzgados de menores de Granada en 1988, a partir de entonces empezó a juzgar a menores desde los 14 a los 18 años. Por aquellas fechas, su función era sustituir a los tribunales tutelares de menores, éstos tenían como objetivo imponer sanciones reeducadoras con el principal fin de prevenir nuevos delitos. Es decir, crear penas o sanciones adaptadas a las circunstancias y características de los autores del delito. Por lo tanto, esto supuso un gran debate moral, cuyo tema principal era la flexibilidad a la hora de aplicar y ejecutar las nuevas medidas.

Con un acto presentado por la periodista María del Valle Pardal, ex alumna del IES San Fulgencio y Doña Margarita Viera Díez, el público diIMG_1965sfrutó de dos horas repletas de conocimiento, cultura y saber de la mano de uno de los mejores togados de Andalucía, D. Emilio Calatayud.

La charla-coloquio, que comenzó a las 19:00h, estuvo centrada en tres núcleos principales: los comportamientos conflictivos, las nuevas tecnologías y los pactos por el menor, refiriéndose esto a la conciliación entre sociedad, la familia y la educación.

Tras la introducción de María del Valle Pardal, Doña Margarita Viera Díez lleIMG_1985vo a cabo la presentación del magistrado. Doña Margarita, ex alumna del centro de la promoción 1975-1979 es actualmente Fiscal de la Audiencia Provincial de Sevilla. Ingresó en la carrera fiscal en 1990, su primer destino fue Gran Canaria y entre todos sus cargos destacamos su dedicación al área de corrupción en Morón de la Frontera, Marchena, Osuna y Estepa, entre muchos otros. Con una gran trayectoria a sus espaldas, esta fiscal ecijana realizó una magnífica presentación de otro grande en el campo de la justicia, D. Emilio Calatayud, explicando a todos los presentes las importantes mejoras que ha realizado el magistrado en los juzgados de menores, valorando siempre su línea matriz, la reinserción del menor en la sociedad.

Con una declaración firme y sincera “No hablo en nombre de los jueces, ni los jueces de menores, yo hablo en mi nombre” Emilio Calatayud quiso comenzar la charla-coloquio aclarando que todas las ideas expresadas en el acto pertenecían a su persona y no a toda la comunidad judicial. Además, confesó que como juez siempre se ha basado a la hora de dictar sus sentencias en tres leyes fundamentales: la Constitución Española, la Ley de Protección Jurídica del Menor de 1996 y la Ley de Responsabilidad Penal del Menor.

Tras ello y con un pequeño toque de humor el magistrado abrió la charla-coloquio con unaIMG_2108 breve representación de la realidad en los hogares familiares, explicando la gran toma de autoridad que los hijos han robado a los padres en los últimos años. Emilio Calatayud, que además de ser juez es padre de dos hijos, considera que este cambio en las familias se debe a las drásticas modificaciones que sufrió la constitución. Anterior a ella los hijos no gozaban de derechos, sin embargo, la constitución trajo consigo la protección jurídica del menor y con esto se le dio a los menores todos los derechos de los ciudadanos. Aquí es donde hace referencia a “el pacto por el menor”, en muchas ocasiones D. Emilio habla de este “pacto”, con la intención de volver a regular la edad de los menores, debido a que estos han tomado más derechos de los que debieran, haciendo que surjan problemas con algunas edades intermedias. El principal objetivo de este “pacto” es modificar el artículo 155 del Código Civil, para que los padres puedan corregir razonable y moderadamente a los hijos, siempre que su comportamiento no sea el adecuado: http://www.huffingtonpost.es/…/a-mi-hijo-de-13-anos-de-p_b_…

Por último y para finalizar, el juez de menores hizo una gran crítica a las grandes desigualdades legislativas actuales en IMG_2074España, haciendo alusión a leyes razonablemente enfrentadas como por ejemplo, la ley que permite tener relaciones sexuales a los13 años, esta ley puede llevar a menores al posible caso de cometer violaciones sin poder ser juzgados por no tener 14 años. Otra oposición que encuentra es la permisión de la compra de pastillas anticonceptivas a menores de 12 años, cuando la edad mínima para mantener relaciones sexuales es la de 13 y para finalizar (pero no la última) alude la polémica existencia de una ley que permite abortar a los 16 años cuando en España está prohibido la venta de tabaco a menores de 18 años. Grandes desigualdades originadas de una mala organización que están pasando factura en los jóvenes de la actualidad, por ello, el magistrado finaliza esta enumeración de errores exigiendo estructuración a la hora de elaborar leyes de gran importancia.

IMG_1947Para concluir la charla-coloquio se realizaron diferentes rondas de preguntas, todas ellas fueron respondidas con gran atención y dedicación por parte del magistrado que intentó resolver las dudas más complicadas de los presentes.

Un acto que estuvo a la altura de su protagonista, D. Emilio Calatayud, un juez con 18000 menores juzgados a sus espaldas que quiso recordar a la comunidad educativa el importante papel que tiene en la sociedad una institución de enseñanza como el IES San Fulgencio. Con ello, animó a todo el profesorado a luchar por su vocación, teniendo como principal objetivo derrotar al fracaso escolar, o cumpliendo con su profesión enfrentándose al asentismo y sobre todo y más importante, que siempre busquen el respaldo de la familia, ya que el mutuo acuerdo entre ambas partes alcanza la combinación perfecta.

“La Cámara de los Balones “celebra con el IES San Fulgencio su 50º aniversario

Desde comienzo de curso 2014 el IES San Fulgencio está realiz2ando diversas actividades para celebrar sus 50 años de historia en la ciudad de Écija. Tras su fantástico acto de apertura realizado el pasado 6 de octubre, el centro vuelve a tomar protagonismo con motivo de su Cincuentenario.

El pasado martes 13 de noviembre el IES San Fulgencio junto al programa de la Cadena SER “ La Cámara de los Balones” se trasladaron al Centro Comercial N4 para emitir una vez más un programa cargado de risas y humor al alcance de todos los ecijanos. El programa se llevó a cabo en una de las salas más amplias del cine Arte 7, llegando a alcanzar aforo completo, con la presencia de 314 personas.

 

“La Cámara de los Balones” dirigida por José Guerrero “El Yuyu” y Salomón Hachuel junto a su equipo de profesionales Luis Lara, Bienvenido Sena y Fran Ronquillo proporcionaron una tarde repleta de simpatía y risas a todos los asistentes, que pudieron disfrutar de las imitaciones de futbolistas como José Antonio Reyes, Joaquín Sánchez, Samuel Eto´o   o personajes de la talla de Manuel Ruiz de Lopera y Louis Van Gaal.

           Antonio Yélamo 3 Durante la grabación del programa se realizaron diferentes entrevistas, la primera de ellas llamó a la mesa al director del IES San Fulgencio, Raimundo Alba y al vicedirector, José González, que resumieron brevemente las actividades organizadas para el aniversario del centro, como la charla-coloquio del conocido juez de menores de Granada D. Emilio Calatayud , entre muchas otras. También animaron a todos los ciudadanos de Écija a participar en este marco de actividades  que tendrán como principal objetivo fomentar la cultura, la educación y sobre todo el recuerdo de 50 años cursados por un  total de 30.000 alumnos .Pero este momento no fue tan sólo especial para la comunidad del IES San Fulgencio, sino también para una personalidad con una alta reputación dentro del mundo periodístico y en especial el radiofónico, como es Antonio Yélamo. Antonio Yélamo, actual Director Regional de Andalucía, Ceuta y Melilla de la Cadena SER , fue alumno del IES San Fulgencio y por ello se le quiso dar una sorpresa proyectando fotografías de sus años de estudiante y de sus calificaciones académicas. Una sorpresa que agradeció a su equipo y al público con unas palabras repletas de agradecimiento.

Tras varias interpretaciones humorísticas de la mano de Bienvenido  Sena y Luis Lara los siguientes en ser IMG_1835entrevistados fueron el presidente del Écija Balompié , Esteban Molina y su entrenador Juan Ramón Martín. En sus declaraciones explicaron  la situación actual en la que se encuentra el Écija Balompié en la tabla clasificatoria y sobre todo  los problemas que está afrontando el club para salir adelante. Con una emotiva declaración, el presidente del club explicaba brevemente los motivos que le llevaron a sacar adelante el equipo y las ilusiones y esperanzas depositadas en él por toda su afición. Por su parte, el entrenador manifestó con palabras agradecidas el esfuerzo y constancia que dedican  los futbolistas del Écija Balompié a su equipo diariamente, admirando por encima de todo la gran vocación que los honra como futbolistas. Por último, en agradecimiento al programa Esteban  Molina, en nombre de todo el club, entregó a “ el Yuyu” una bufanda del equipo con el logotipo del 75 aniversario del club.

IMG_1903

 

A continuación y a modo de pausa, el programa contó con la actuación de Jesús Giles, un joven cantautor sevillano que interpretó el single ”La Isla” de su nuevo disco. Una actuación que animó el ambiente, dando un toque especial al programa y a los espectadores. Tras su interpretación,  Jesús habló de la asociación de la cual es embajador llamada  ASAENES, una sociedad que trabaja con los familiares de enfermos con trastornos mentales graves.

Los siguientes en ser entrevistados por Salomón Hachuel y “el Yuyu” IMG_1852fueron  Alberto Segura, capitán  del Écija Basket que resumió en breves palabras la posición del equipo y sus jugadores. Además, se comentaron algunos aspectos de la liga andaluza de baloncesto, por su parte el capitán del Écija Basket se aproximó a dar un pronóstico de las futuras generaciones de jugadores de baloncesto en España. Junto a Alberto Segura fue entrevistado José Bellido, subcampeón de Taekwondo en España, que habló sobre el origen de su vocación al taekwondo, los campeonatos realizados y sus próximas competiciones en su trayectoria como taekwondista.

 

Por último y como despedida los presentadores pusieron cara a las voces que durante dos horas hicieron de la sala de cine un coro de risas y dieron paso a Fran Ronquillo, que entre sus interpretaciones destacó la de José Antonio Reyes, Luis Lara, como el Comandante Lara y Bienvenido Sena como Tata Martino, entre todas sus interpretaciones. Todos ellos fueron recibidos con gran expectación, por ello saludaron y agradecieron al público, su interés, simpatía y el saber estar durante todo el programa.Un evento que contó  con la participación de importantes figuras del mundo humorístico y que gracias al IES San Fulgencio hicieron disfrutar a toda la comunidad astigitana, con el principal motivo de rememorar los 50 años de historia y sobre todo acercar a todos los ecijanos las actividades preparadas en el marco del cincuentenario.

Presentación de los próximos eventos

Rueda de prensa portadaEl martes 12 de noviembre a las 10:30 de la mañana se convocó en el IES San Fulgencio una rueda de prensa por el 50 Aniversario del centro.

El motivo de esta rueda de prensa, dirigida por el jefe de estudios Jesús Campos, ha sido dar un pequeño recorrido por las actividades realizadas por motivo del cincuentenario, como el fantástico acto de apertura el pasado 6 de octubre en el Teatro Municipal de Écija, con la presencia del Delegado Territorial de Educación de la Junta de Andalucía, Francisco Díaz Morillo.

 

Rueda de prensa 2 Además se han presentado las próximas actividades previstas dentro de la programación, como la emisión en directo del programa de radio “La Cámara de los Balones” dirigido por El Yuyu, Fran Ronquillo, Bienvenido Sena y Luis Lara, la charla-coloquio con el juez de menores de Granada D. Emilio Calatayud y la emisión en directo en el mismo instituto del programa de radio “Hoy por hoy” de la Cadena SER. Por último se ha confirmado el 20 de diciembre como fecha definitiva del partido de fútbol entre veteranos del Sevilla F.C, el Real Betis Balompié y antiguos alumnos del centro, pospuesto por motivos ajenos al centro.

Con todo esto el IES San Fulgencio intenta acercar a los ciudadanos de Écija todas las actividades que se están realizando dentro del marco de su 50 Aniversario, fomentando la participación y disfrute de todos los eventos que se han realizado y se realizarán en los próximos meses.

Medio siglo de enseñanza

RAI2Este viernes 3 de octubre se ha realizado en el IES San Fulgencio la primera rueda de prensa para presentar el nuevo curso académico 2014/2015, pero en especial para dar a conocer el calendario de actividades que se realizarán por motivo del 50º aniversario del centro. Han dirigido el acto el director del centro, Raimundo Alba y Francisco Serrano, miembro de la comisión del centro y antiguo administrativo.

Durante la presentación de este nuevo curso se han destacado los datos más representativos de la historia del centro, un centro que ha presenciado el paso de más de 36.000 estudiantes y 1.100 profesores. Han sido muchas las generaciones que han crecido y madurado entre sus paredes, por ello este año de enseñanza gozará de una atención especial. Durante todo el curso se hará un largo recorrido por los 50 años de docencia del centro. En este recorrido se hará especial hincapié en todas las personas que con su gran labor profesional han colaborado en la mejora y crecimiento del IES San Fulgencio, al igual que todos los alumnos que una vez formaron parte de sus aulas.

RAI3

Además también se ha hecho referencia al especial acto de inauguración que se realizará el 6 de octubre. Por segunda vez en la historia del instituto, siendo la primera el acto de apertura del centro en 1965, se realizará un acto inaugural en el Teatro Municipal con el que se dará comienzo al curso 2014/2015. Tras este acto se realizarán en los sucesivos meses actividades como la presentación de un documental del centro, exposiciones de diferentes antigüedades, conferencias y muchos eventos más que se irán detallando a largo del año. Para la elaboración de estas actividades se está contando con la ayuda de antiguos alumnos del instituto que a través de la página web del centro: www.iessanfulgencio.org y la web del cincuentenario: 50anivesario.iessanfulgencio.org se han inscrito en el formulario de antiguos alumnos, para la facilitación de datos y fotografías.

Con todo esto el principal objetivo del IES San Fulgencio es recopilar información de sus últimos 50 años y brindarla a los estudiantes, profesores y todo el conjunto de ciudadanos que ha compartido su trayectoria en su medio siglo de existencia.

Francisco Serrano Zurita

 

foto final

Francisco Serrano Zurita nació en 1949 en la provincia de Córdoba, exactamente en Fernán Núñez. Con tan solo un año se trasladó a Écija por lo que a sus 65 años se considera un buen ecijano de los pies a la cabeza. Con grandes inclinaciones en su vida, como la política, la naturaleza y sobre todo su familia puede afirmar que el IES San Fulgencio ha estado siempre presente en todas las etapas de su vida y que a fuerza de los años ha modelado y ha hecho de él la persona que es a día de hoy. Por ello, la celebración de este 50º Aniversario no es solo un hecho a celebrar por los antiguos profesores y alumnos sino también por todas las personas que han trabajadoy han formado parte de esta gran familia en sus 50 años de existencias, personas muy especiales como nuestro Paco Serrano.

¿Qué recuerdos conserva de los años anteriores a su ingreso en el IES San Fulgencio?

Pues yo empecé estudiando en Doña Margarita que estaba frente al Carmen, allí hice párvulo y un poco de primaria, pero la primaria era diferente a lo que es ahora. Después  pasé al colegio Santa María Nuestra Señora en 1957, allí terminé la primaria y después hice el bachiller en Osuna porque en Écija no había centros que impartieran esta enseñanza. Entré en el San Fulgencio en el 1965 y estuve hasta el 1966, como estudiante estuve solo un año, pero como trabajador estaría mucho más. Cuando comencé a trabajar en el instituto, en el 1967,  ingresé en la Universidad de Magisterio en Córdoba,  hacía Magisterio mientras trabajaba, pero al final me quedaron cinco asignaturas para terminar la carrera. Afortunadamente descubrí a tiempo que no era mi vocación y fue una suerte darse cuenta, porque hubiese sido un martirio para los niños y en el fondo para mí (confiesa entre risas). Por lo tanto, comencé a trabajar el 27 de septiembre de 1967, entré en plan de prueba y a partir de entonces he estado en el centro hasta que me he jubilado.

¿Qué anécdota recuerda con cariño durante sus días de estudiante en este centro?

Recuerdo la primera vez que vino el inspector de educación. Estábamos todos asustados, en aquella época teníamos la edad de niños pero como todo niño a esa edad, nosotros queríamos ser hombre y una de las cosas que hacíamos era fumar. Entonces había unos cigarrillos que se llamaban Goya, que cuando terminabas de fumarlo le dabas una vueltecilla a la boquilla y ésta se sobresalía, además súmale a esto el hecho de que si le ponías un poquito de saliva, al tirarlos hacia el techo funcionaba como un proyectil y se quedaban pegados durante bastante tiempo (explica entre risas).Eso para nosotros era todo un divertimento y  por aquellas fechas teníamos el techo de  la clase repleto de boquillas de Goya, entonces cuando el inspector entró y vio aquello, lo primero que hizo fue pedir explicaciones. Quiso saber quién había sido el responsable de aquel desastre y la reacción fue unánime, pasó como lo de Fuenteovejuna “Que todos a una” nadie habló, como consecuencia de esto nos expulsaron a todos del centro un par de días (explica entres risas).

Cuando entró como trabajador en el IES San Fulgencio se sentiría como en casa, han sido muchos sus años como administrativo del centro ¿Qué personas destacaría a lo largo de su trayectoria profesional?

La verdad que siento el instituto como mi casa, pero cuando llegué estaba un poco asustado y no tenía apenas experiencia, pero con el paso del tiempo fui tanteando el terreno y adaptándome perfectamente. También lo que me ocurrió fue que cuando  ingresé como trabajador en el centro cambió todo el equipo directivo, yo entraba como prueba y fíjate finalmente me quedé. Los requisitos para poder trabajar como administrativo en aquella época no excedían a la obtención  del bachiller y alcanzar las 250 letras por minutos escribiendo en máquina, sí tenías eso, no tenías problemas. En la administración por aquellos tiempos sólo había dos personas, yo estuve de interino desde el año 1967 hasta el 1974, en este año aprobé las oposiciones y tomé posición. En cuanto a personas que destacaría, pues son muchas, todos mis compañeros han sido estupendos pero es cierto que tengo un recuerdo especial para los primeros como Pepe Morón que fue un cargo importante en la Junta de Andalucía y también para Paco Tena. Después, en mi última etapa destaco a Luisa Muñoz Caballero, que a día de hoy está jubilada y Loli Martín, los tres hemos pasado bastante tiempo junto y les tengo un cariño muy especial a las dos. También en mi período de secretario tengo un gran recuerdo de Fernando Aguirre, que fue mi jefe pero con el tiempo se convirtió en mi amigo. Son muchas las personas que me han acompañado en todos estos años, sería imposible nombrarlas a todas, pero lo cierto es que de todas ellas tengo un recuerdo formidable, tanto como amigos como trabajadores.

¿Qué aspecto de su trabajo destacaría como positivo y cual como negativo?

Como positivo puedo decir que mi vida, no puedo decir que sea perfecta porque como todo tiene sus claros y oscuros, pero tengo muy claro a día de hoy que mi trabajo me ha modelado. Todo lo que he hecho ha sido porque he estado aquí, si no hubiera estado aquí mi vida hubiera sido diferente porque seguramente sería maestro y estaría dándole el tostón a los niños, y sobre todo  no hubiera podido enseñarles de manera correcta, porque realmente esa no era mi vocación, puedo afirmar que hubiera sido un mal maestro. En conclusión, puedo decir que como positivo de mi trabajo lo destaco todo, he sido feliz aquí,  he estado cómodo en mi trabajo ¿Qué más se puede pedir? Por lo tanto no, no le puedo encontrar ningún aspecto negativo a mi trabajo.

¿Cuál diría que ha sido el momento más complicado de su trayectoria profesional?

Han sido muchos años como trabajador de este centro y cada año ha sido especial con sus cosas buenas y sus cosas malas, pero lo cierto es que uno de los momentos más complicados de mi trayectoria profesional ha sido la pérdida de amigos, dejar a amigos en el camino como por ejemplo Fernando Aguirre. Después, como otros  momentos difíciles puedo destacar momentos de la transición política, pero tampoco fue más complicado de lo que fue a nivel social. Por ejemplo, por los años 70 comenzaron a llegar profesores jóvenes bastante progresistas, como es normal y acorde a los tiempos que nos acompañaban estos docentes proponían ideas nuevas y esto creaba polémica en los claustros de profesores. Recuerdo que una de las ideas que se propusieron fue la voz y el voto de los alumnos en dichos claustros, se planteó que los alumnos tuviesen una representación y esto no pareció bien en el colectivo de profesores más tradicionales. Pero los tiempos estaban cambiando y había que cambiar las formas y muchos no querían aceptar esto. Lo cierto es que en estas propuestas había más docentes progresistas que conservadores, pero estas situaciones eran normales respecto a los cambios que se estaban produciendo, podemos decir que iba con los tiempos y si los tiempos son socialmente más movidos también lo es la vida en el instituto, porque en definitiva el instituto es el reflejo de la sociedad.

Entró a trabajar en el 1967 y aunque su labor sigue vigente en muchas actividades se marchó como administrativo en el 2009. ¿Qué diferencias ha podido apreciar en la administración?

En la administración se hace los mismo, puede que se cambien las cosas de nombre pero al final se hace lo mismo. Se llevan notas, cuentas, listas, se hacen calificaciones, se asisten a evaluaciones, unas series de trabajos burocráticos. En todo esto, el cambio más grande que podemos destacar es el gran salto de las máquinas de escribir a las grandes pantallas de los ordenadores, donde gracias al programa “Séneca” se puede manejar y administrar todo el sistema de educación de Andalucía.

¿Y en los alumnos? ¿Ha podido apreciar algún cambio en las promociones de alumnos que ingresaron en el centro en el año 1967 a las que lo hicieron en 2009?

Las diferencias las han ido marcando los planes de estudio, cuando empezó el instituto los niños entraban con 10 años, eran más pequeños que ahora que entran con 12 años. Pero en otros momentos han entrado mayores todavía, porque los cambios de planes eran diferentes. Pero los alumnos creo que eran igual de traviesos en 1965 que ahora. Las pocas ganas de estudiar e ir a clase son las mismas, ninguna, veníamos casi a la fuerza pero después hasta los más rebeldes responden bien a los estudios (explica entre risas). Quizás si puedo destacar una cosa relevante, y es como ha ido perdiendo autoridad el profesorado y eso hace que algunos jóvenes se tomen licencias que no debieran. La autoridad se ha ido perdiendo por parte del profesorado, porque no tienen quien los proteja o los ampare. Antes era demasiada autoridad por parte de la mano docente y ahora es poca. Y creo que se lo ha quitado la administración, cuando ocurre algo la administración da carta blanca a los alumnos y los padres, con esto los padres han quitado autoridad a los profesores. La administración y los padres han quitado a profesores herramientas que son necesarias.

Durante un período de tiempo se retiró de la administración y dedicó a asuntos relacionados con la política, exactamente ¿Qué área de la política ecijana cubrió?

He dedicado muchos años a la política, desde 1999 hasta 2002 estuve plenamente dedicado a ella, porque estuve en el cargo de Teniente Alcalde, en el área de interior, es decir en el área de personal y seguridad. Pero en realidad me he dedicado siempre a ella, antes de la muerte de Franco, alrededor del 1970. Este período en el Ayuntamiento fue durante esa legislatura, en ella trabajé mucho en los temas de calidad al ciudadano, entre otros, asuntos de la construcción de edificios para el bienestar público y las mejora de algunas vías de comunicación. Pero como he dicho anteriormente, mi primera toma de contacto con la política se remonta a mucho tiempo atrás, puede decir que surgió cuando tomé uso de conciencia. Al principio, cuando era joven, me dediqué a la política en la clandestinidad, pero después de la muerte de Franco se abrió una nueva ley que permitía la creación de partidos políticos con ideas diferentes al anterior partido único y ahí comencé con más intensidad mis andanzas en la política, sobre todo en el Partido Andalucistas, por eso puedo decir que soy uno de los fundadores de este afiliación.

Durante estos 50 años de existencia del IES San Fulgencio ¿Qué hecho destacaría? ¿Cuál ha podido ser el más importante?

El IES San Fulgencio ha influido en la vida de la ciudad tremendamente, siempre estuvo implicado en la vida de Écija. Por ejemplo, si hacemos un repaso de todas las actividades importantes que realiza una ciudad volcada con sus ciudadanos podemos observar que el IES San Fulgencio está presente en todas. Una de ellas es el deporte, a día de hoy podemos decir que en nuestra ciudad se practica mucho atletismo, pues la primera carrera de atletismo que se hizo, el 1 de mayo, fue organizada por el IES San Fulgencio. Otro ejemplo de esto es” La Olimpiada Cero”, la que daría pie al resto de Olimpiadas siguientes, ésta se organizó en la SAFA y profesores del instituto de Educación Física la organizaron, como Marcos Marcelino López  y yo mismo. En esta “Olimpiadas Cero”, es decir la que posteriormente se llamarían “Las Comarcarles” participaron Blas Infante, la SAFA, el San Fulgencio y el colegio de la Luisiana Antonio Machado. En las siguientes comarcales participaron todos los colegios y uno de los centros, entre otros, que puso en marcha esta iniciativa fue el IES San Fulgencio.  Por otro lado, si hablamos de cultura, el IES San Fulgencio se encontraba presente en la mesa del proyecto y después en la mesa de dirección del I Congreso de Historia que se realizó en Écija. En muchos eventos importantes para la ciudad estuvo presente el centro, por ejemplo en Carnavales, también tuvo gran importancia en  las jornadas de primavera, donde se fusionaban mentes intelectuales. Por lo tanto, los 50 años han sido importantes, todos han influido y todos esos años el instituto ha estado metido en la vida social, política y cultural de la sociedad, durante 50 años ha sido un ente vivo.

¿Con qué recuerdo se queda del instituto? En breves palabras  ¿Qué ha sido para usted el IES San Fulgencio?

Es muy difícil resumirlo todo en una contestación, tengo muchos recuerdos del instituto, tanto de estudiantes como de trabajador, el instituto ha sido mi vida. Yo entré con 16 años y  he salido con 65, mi vida ha transcurrido aquí, el centro ha influido en mí en todo, así que puedo decir que gran parte de las decisiones que he tomado han sido como  consecuencia de mi instancia en el instituto. Por ejemplo, mi mujer fue alumna de aquí, empezamos a estudiar en el año 1965 y coincidamos en el camino de casa al instituto tanto por la mañana como por la tarde, fíjate que camino más largo que finalmente nos casamos y tuvimos cuatro hijos preciosos (sonríe con plena satisfacción). Por otro lado, la profesión de mi familia es librero, tenemos 3 librerías y el estar en el centro pues me ayudó siempre a poder entender mejor el tema de las asignaturas de los diferentes colegios. Además, una de las cosas más importantes con las que me quedo, aparte de mi familia, son las amistades que el IES San Fulgencio me ha otorgado, se dice que los amigos se cuenta con los dedos de una mano y varios dedos de mi mano han salido de este centro, son administradores o profesores del instituto, mis amigos de verdad  los he conocido aquí. También debo mi inclinación política, prácticamente mis primero contactos políticos salieron del instituto. En conclusión puedo decir que este instituto ha sido un punto de partido que ha apoderado mi vida, un punto de partida que la ha modelado por completo y que de alguna manera ha establecido los caminos que yo tenía que seguir.

Con esto Francisco Serrano Zurita, nos resume sus 42 años de trabajo en el IES San Fulgencio, un centro en el cual no solo recibió enseñanzas sobre las diferentes materias, sino también enseñanzas sobre la vida. Con ello, queremos agradecerle todos los años de trabajo, dedicación y esfuerzos dedicados a hacer de este instituto un centro distinguido entre el resto de instituciones.

Santiago Márquez Martín

FOTO FINALSantiago Márquez Martín, más conocido como Santi, nació en la Luisiana el 9 de enero de 1960. Tras trabajar durante dos años en Chiclana como profesor de Educación Física, en 1986 se trasladó a Écija para impartir clases en el IES San Fulgencio. Con 26 años comenzó a transmitir sus conocimientos sobre la educación del deporte a sus alumnos, pero la docencia no fue su primer vínculo con el centro. Con tan solo 10 años fue por primera vez alumno del IES San Fulgencio, donde cursó sus estudios durante 7 años, a los 18 y tras finalizar sus años de estudiante en Écija marchó a la capital para ingresar en el Instituto Nacional de Educación Física. Allí conseguiría culminar sus estudios y convertirse en docente de Educación Física.

Excelente profesor y con una gran trayectoria a sus espaldas, Santiago Márquez, deja a un lado su faceta de profesor para mostrarnos vivencias y momentos anecdóticos relacionados con el IES San Fulgencio, centro que durante 28 intensos años le ha visto crecer y convertirse en el gran profesional que es a día de hoy.

 ¿Cuál fue su recorrido antes de llegar al San Fulgencio, existe algún motivo especial que le llevara a estudiar en este centro?

Nací en la Luisiana, allí cursé cinco cursos de primaria, desde cuarto ya se podía acceder al bachillerato pero eso no entraba todavía en los planes de futuro, pues para ello tendría que cursarlo en un  instituto, y con sólo diez años debía realizar desplazamientos a diario hasta Écija y en aquella época las condiciones no eran muy favorables para niños con esa edad. Estando cursando sexto de primaria y ya en el mes de octubre se presentó mi padre y me dijo: “Santi, te he matriculado en el instituto San Fulgencio, irás con tu hermana que tendrá cuidado contigo”, y que ya llevaba años en el mismo. Eso fue un boom,  yo no esperaba eso para nada, el instituto lo veía muy grande y algo fuera de mi alcance.

Entonces en el instituto en cada curso había un grupo para los niños y otro para las niñas, por ejemplo primero A masculino, primero B femenino. El idioma que se impartía mayoritariamente era  francés y mi padre me matriculó en inglés, como había pocas matriculaciones para ese idioma las clases eran mixtas, algo que me sorprendió y que por mi timidez era un gran problema. Eso sí, educación física cada sexo la hacía independiente, por lo que ahí ya respiraba con normalidad.

Mi estancia se prolongó durante los 6 cursos de bachillerato y 1 de COU.

¿Qué recuerdos destaca del Centro, tanto del profesorado como de sus compañeros?

Tengo muchos recuerdos y de mucha gente. Fíjate que fueron siete cursos aquí y han sido mucho los profesores que tuve y muchas más las anécdotas vividas; algunas, las mejores, no se podrían contar (afirma entre risas). Aún recuerdo los primeros días en el instituto donde todo el mundo corría despavorido cuando se escuchaban las voces de la jefa de estudios pidiendo orden por los pasillos, era la temida Sta. Argeli González,  profesora de Latín; no encontrábamos huecos donde escondernos cuando a lo lejos se empezaban a oír esos gritos que llegaban al cielo (explica entre risas). También recuerdo a la Sta. Isabel López Bascuñana,  directora del Centro, que junto a la jefa de estudios, mantenían firmes hasta la bandera del instituto. Vivir eso tan pequeño impresionaba, tanto que no se olvida, aunque ahora lo sea para reírse del miedo que pasábamos.

A lo largo de todo ese tiempo conocí a muchísimos profesores, de muy diversas condiciones y modos de llevar las clases, porque entonces se aplicaba más la célebre frase: “cada maestrillo tiene su librillo”.  Se impartían las clases más al modo y estilo de su personalidad, se fiaba más a la transmisión de los conocimientos y experiencias del profesorado que a un programa sin más ritmos marcados que el suyo particular. Tuve la suerte de aprender de muchos buenos profesores, de los que habría una lista muy extensa pero quiero reducir a D. Joaquín Ojeda (Dibujo), Dª Pepita Valero (Historia), D. Fernando Aguirre (Física y Química), D. Vicente Durán (Tecnología), D. Antonio Pérez Daza (Religión), D. Federico Madero (Matemáticas), todos magníficos profesionales y mejores personas, de los que en los últimos años de su carrera profesional pude seguir aprendiendo de sus tantas virtudes. Por  último, un lugar especial tiene el que además fue un gran amigo, D. Marcos Marcelino López (Educación Física), hombre de gran corazón y que paradojas de la vida fue el que se lo llevó.

En cuanto a los compañeros de clase sí que la lista es interminable, con muchos aún se mantienen amistades y relaciones, con otros se han perdido los contactos, pero a todos les tengo un cariño especial porque al verlos me hacen mantener recuerdos de una etapa muy feliz de mi vida.

¿Cambiaría algo de sus años de estudiante? ¿Cree que estas últimas generaciones deberían aprender de la suya?

Cambiaría muy pocas cosas, si me apuras recuperaría algunas. De todas las épocas y de todas las personas se puede aprender bastante, el que quiere aprender saca provecho de todo lo que ve y de todas las situaciones vividas podemos sacar aprendizajes. Tanto en el pasado como en el presente existen aspectos muy positivos que se deben valorar, lo deseable es rescatar y mantener lo mejor de cada uno de ellos.

Tengo muy claro que recuperaría cosas del pasado, tanto de la infancia como de la adolescencia, entonces no se vivía con tanta rapidez, daba más tiempo para disfrutar de las cosas porque teníamos menos, era todo mucho más manual, había que trabajarlo más, elaborarlo más, sin tanta ayuda de las tecnologías como hay hoy y que lo facilitan todo y te lo consiguen casi todo sin mucha dedicación.

Antes con pocas cosas se podía vivir feliz, hoy se tienen y disfrutan de más cosas materiales y resultan insuficientes para estar satisfechos.

¿Estuvo la docencia siempre presente en sus planes de futuro? ¿Qué fue exactamente lo que le impulsó a ser profesor de Educación Física?

Los niños, en todo momento lo que piensan es en jugar, y una forma  de jugar es la práctica de deportes; a mí como a casi todos los niños me gustaba jugar y practicar deportes, y en la época que pasé en el colegio –en primaria- tenía pocas oportunidades para ello, no estaba muy introducida la práctica de Educación Física en el horario diario de clases. Una de las cosas que más me impactaron satisfactoriamente cuando entré en el instituto fue tener un horario semanal de educación física y deportes, y eso me encantó, disfrutaba en todas las clases y me gustaban todos los juegos y las actividades físicas que se realizaban. Así de esta forma me empezó a madurar la idea de estar vinculado permanentemente a lo que más me gustaba, establecer el deporte como medio de vida.

Me informé sobre las posibilidades de realizar esta carrera y ello me llevó a Madrid, único lugar donde podía emprender estos estudios; además podía enfocar mi vida profesional tanto al deporte que más me gustaba y practicaba, el fútbol a nivel de competición, como a la enseñanza de la educación física en los institutos, que por entonces se empezaba a potencia,  regular y mejorar sus condiciones en el Sistema Educativo de nuestro país. Lo tenía claro y me ilusionaba, me decidí a hacer lo que realmente me gustaba.

¿Qué sintió la primera vez que impartió clases en las aulas en las que una vez fue alumno?

Una vez que conseguí plaza como profesor en Chiclana (Cádiz) y que aprobara las oposiciones para impartir  esta materia no podía ocultar que una aspiración era llegar a dar clases en el instituto, lugar donde un día me planteé a lo que me quería dedicar. No tardé mucho tiempo en conseguir traslado a Écija y de esta forma conseguí ser profesor donde antes fui alumno, en mi instituto, en el San Fulgencio.

Mis primeras clases recuerdo que las pasé con mucho miedo, el alumnado estaba muy crecidito y apenas si había diferencia entre un joven profesor con poca experiencia, de apenas 25 años, y los alumnos más mayores que rondaban los 18 y 19 años. En los siguientes años el miedo no me abandonó, cada clase era una responsabilidad y al alumnado lo seguía viendo como me veía a mí, con casi la misma edad. Hasta que los mismos alumnos no empiezan a marcar diferencias conmigo por la edad los temores no desaparecen, y eso no ocurrió hasta casi “anteayer” (sonríe porque aún se siente joven).

¿Cuál cree que es la cualidad más destacable de un profesor de Educación Física? Aspectos negativos y positivos.

Hacer ver la necesidad de la práctica de actividad física, la importancia que tiene de cara a  nuestro organismo cada uno de los esfuerzos que se realizan; y no es todo, fomentar la igualdad, el respeto, los hábitos de vida saludable, disciplina, estudio, trabajo, y transmitir en general los valores que luego quieres que el alumnado ponga en uso.

Todo esto es complicado, porque cada uno lo ve desde su perspectiva, y puede que en alguna ocasión mis alumnos me hayan visto como alguien muy exigente. Esto hace que haya que enfrentarse a opiniones de los que no lo ven así, y en esta materia donde prima sobre todas las cosas el esfuerzo físico es más difícil de ser aceptado y comprendido.

Esta materia es distinta a las demás, es frecuente “pelear” con los que plantean la utilidad y necesidad de lo que hacemos en cada momento, mientras que para el resto de las materias se da por hecho y aceptado socialmente la obligación de sus enseñanzas. Aquí, si previamente no trabajas y te esfuerzas los resultados no son satisfactorios, eso no difiere del resto de materias, la gran diferencia es que si intentas alcanzar un objetivo en forma de nota te exiges un esfuerzo físico al que tu organismo no está preparado y sufres más de lo que se debe, por lo que en algunas ocasiones causa rechazo.

Lo agradable, al corto plazo, es la cercanía que se tiene con el alumnado, el día a día, las relaciones personales que se proporcionan con más frecuencia que en otras materias al estar en un contexto más distendido. Al largo plazo, las satisfacciones son mayores, es muy agradable conversar con antiguos alumnos que valoran el trabajo que realizaron, las enseñanzas que recibieron, los aprendizajes de valores que les han hecho ser más fuertes de cara a las adversidades que se presentan en el quehacer diario; valores como el hábito al trabajo para conseguir lo que se pretende, el esfuerzo, sacrificio, constancia, perseverancia, … y sobre todo, tener concienciado que con todo ello se puede conseguir lo que nos propongamos.

¿Cree que ha influido en su vida el paso por el instituto San Fulgencio?

Ha influido bastante, indudablemente. Aquí llevo 29 años como profesor y 7 cursos como alumno, son 36 años en este lugar. De los 50 años que vive el San Fulgencio he compartido en él tres cuartas partes de su vida, son muchos años, muchos días, muchas situaciones diversas, tanto desde la perspectiva de alumno, profesor, directivo, padre de alumnos, etc. Son muchos días buenos y otros menos buenos. Aquí he aprendido, disfrutado y padecido casi de todo, pero sobre todo he aprendido mucho y de muchos; de mis profesores, de mis compañeros y de mis alumnos.

En este curso, donde celebramos el Cincuentenario del San Fulgencio, considero que es especial porque ofrece la oportunidad de repasar y de que todos repasen lo que significó el paso por entre estas paredes, estas instalaciones, la de experiencias que hemos tenido, y lo que supuso para nuestro futuro el paso por este Centro de enseñanza.

Desde aquí invito a todos a participar en esta celebración, a los que son nuevos aquí, a los que siguen, a los que se fueron, a TODOS y TODAS que han formado parte de la historia del mismo; a disfrutar de los actos y actividades que se organizan, que colaboren y vengan a recordar todo lo bueno que tuvo su paso por su instituto SAN FULGENCIO.

 

Con esto Santiago Márquez Martín, miembro del IES San Fulgencio desde 1986 y responsable de la enseñanza en la materia de Educación Física de 28 promociones de estudiantes, nos resume brevemente su paso por “ su instituto”, desde sus inicios como alumno hasta sus experiencias como profesor.